Si la retoco deja de ser mi foto… es como si estuviese mintiendo…

Si la retoco deja de ser mi foto… es como si estuviese mintiendo…


banner_galeria_basicos_agosto_2012Esa es una de las sensaciones que queda flotando en muchos de los que abordamos la fotografía digital, es una idea generalizada que la fotografía “tiene” que quedar como nosotros queremos en el momento del click del obturador. Es como si intentar mejorar cualquier aspecto de nuestras fotos dentro de la computadora fuese un método falaz  o como si le quitase autenticidad a lo que capturamos. Esto es en realidad una idea equivoca que se nos quedó muy grabada desde la aparición de la película fotográfica  a color.  Columna Comunidad Cíclope. Próxima publicación 27 de septiembre.

Haciendo un poquito de historia, pero no demasiado, desde que la foto es foto siempre hubo dos momentos diferentes en el proceso de hacer una fotografía:

-           El primero: el de la toma, ese momento único e irrepetible que logra capturar un instante de tiempo y encerrarlo dentro del negativo, la diapositiva o, al día de hoy, el archivo digital… es el instante que queda latente dentro del soporte como si fuese el genio dentro de la lámpara.

-           El segundo: es el revelado, ese momento en que hacemos que todas las potencialidades de ese instante anterior puedan cobrar vida y hacerse visible a los ojos de todos los espectadores, es el proceso por medio del cual logramos frotar la lámpara y hacer que el genio salga a la luz para concedernos el deseo de plasmar en imagen lo que habíamos capturado con nuestra cámara, así como la toma es única e irrepetible el proceso de revelado es mágico e inacabable, ya que desde un mismo original podemoss hacer tantas fotografías como queramos.

Sí hiciésemos un poquito de historia vamos a encontrarnos con que estos dos momento siempre convivieron en la fotografía, entre 1839 (es el año que se considera como el nacimiento de la fotografía), y la aparición de los minilabs o laboratorios automatizados (entre 1974 y 1982) los avances tecnológicos ayudaron a que se fuese perdiendo la idea de poder controlar el resultado final durante la etapa del revelado, al menos entre la gran mayoría de la gente.

Siempre que se pudo tener control sobre la etapa de revelado se hicieron diferentes usos de esta herramineta, algunos aumentaron los contrastes de las tomas, otros viraron lo colores o los saturaron, y los más intrépidos inventaron mundos por medio del fotomontaje.

Con el advenimiento de la fotografía digital, este control se recuperó, y no solo eso, sino que se hizo cada vez más accesible al público en general y ofreció esta oportunidad sin la necesidad de tener que especializarse en el manejo del laboratorio como ocurria con el labo analógico, acercando a cualquiera que disponga de una computadora y ganas de experimentar un poco con los programas de edición fotográfica la posibilidad de modificar, perfeccionar y, por que no, desarrollar las propias tomas de modo bastante sencillo.

Las posibilidades que ofrece el laboratorio digital, es así como me gusta llamar a la colección de programas de computadora por medio del cual podemos volver a tomar el control de la segunda etapa de la fotografía, son infinitas, y gracias a eso junto con la globalización de la información es que se empezaron a conocer los resultados del “Retoque digital”, devolviendo imágenes que son imposibles de lograr directamente en la cámara, pero ese es tan solo uno de los usos que podemos hacer del laboratorio.

Cuando logramos franquear la barrera de creer que el “Photoshop” solamente sirve para incluir o quitar sujetos de nuestras fotografías nos encontramos con una cantidad de posibilidades ilimitadas de realzar las virtudes de nuestras tomas y con un modo realmente accesible de poder restaurar los valores de aquella toma que nos alentó a levantar nuestra cámara.

El laboratorio digital nos devuelve, de modo bien sencillo, la posibilidad de retomar el control de la etapa del revelado y esta vez sin tener que afrontar los costos de los insumos, sin la necesidad de tener que pasarnos horas y horas en el cuarto oscuro, permitiéndonos  evitar tener que disponer de los químicos y por sobre todo con muchas oportunidades de jugar al ensayo y error.

De cierto modo lo que te cuento esta vuelta es que en realidad retocar tus fotos para conseguir que queden tal y como te las imaginaste al momento de la toma es, ni más ni menos, que una parte fundamental del desarrollo de tu trabajo fotográfico y que en realidad te abre las puertas a conseguir que tus fotos cada vez te gusten más y más, y que cuando sos vos quién retoca tus propias fotos, sobre todo cuando te respetás la intención que tenías en mente al momento de obturar la cámara, la foto sigue siendo tuya e incluso más sincera que recién salida de la cámara, sí, leíste bien, más sincera todavía, por que en realidad casi ningún fotógrafo logra las tomas únicamente en la cámara (al menos no demasiados de los que yo conozco).

Te dejo acá algunos revelados y sus tomas directas (pasá el mouse por encima de la foto y vas a poder ver la toma directa).

Saludos y nos leemos la próxima vez.

 

Diego J. Torchia
Comunidad Cíclope
escuela de fotografía & laboratorio digital

+54 294 154 71 2482
www.comunidadciclope.com
Seguinos en Facebook
Seguinos en Twitter @FotoCiclopes

 

2a

Pasa el mouse por encima de la foto para ver la versión sin revelar

Pasa el mouse por encima y mirá la versión sin revelar

Pasa el mouse por encima y mirá la versión sin revelar

Pasa el mouse por encima y mirá la versión sin revelar

Visto 4680 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Febrero 2014 20:42

Artículos relacionados (por etiqueta)

Galería Bariloche es el primer portal cultural de la Patagonia. Desde el año 2000 trabajamos para ofrecerte un servicio de calidad e integral de difusión digital del ámbito artístico y cultural de toda nuestra región. En nuestras ediciones encontrarás toda la agenda de eventos y espectáculos, un completo catálogo de insumos y productos culturales, una guía de lugares para conocer, y notas con toda la información y noticias del sector. Te invitamos a que te sumes a la comunidad de Galería Bariloche, adhiriéndote gratis a nuestro newsletter de los jueves en nuestra web, nos sigas por facebook.com/galeriabrc, o en twitter @Gbariloche. No te quedes en casa, disfrutá de lo mejor de la cultura patagónica.
 
Editora responsable: María Soledad Anselmi
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
facebook: /galeriabrc
twitter: @Gbariloche
Galeria Bariloche derechos reservados Webmaster