Juan Lascano, el artista instintivo

Juan Lascano, el artista instintivo


Juan Lascano es uno de los pintores realistas más reconocidos del país, y hace ocho años vive en San Carlos de Bariloche. Abrió las puertas de su estudio a la revista digital para hablar de su trabajo y de su visión del arte en la actualidad. Afirmó, entre otras cosas, que contrariamente a la imagen de persona seria y estructurada que inspira, se considera a sí mismo un pintor más instintivo que metódico. Nota de René Vargas para Galería Bariloche. Fotos: Fabián Figueroa

Juan Lascano desprecia las etiquetas. Pero a veces es necesario arriesgar alguna, al menos para acercar alguna comprensión. Por eso hay que decir que su pintura es realista y su modelo es todo aquello presente en la realidad. Una obra suya, vista desde la distancia, tiene la apariencia de ser hiperrealista (o hiper detallada), pero cuando se acerca el ojo a la superficie, puede verse en las pinceladas rápidas el ritmo arrebatado de trabajo. Ritmo que encontró en San Carlos de Bariloche las mejores condiciones de luz y tranquilidad para desarrollarse.

Sus temas predilectos son los bodegones, desnudos y paisajes. Lo único que no cambia es la manera de abordarlos: siempre con el modelo ante los ojos; lo que más le interesa-y lo dejó claramente expresado- es mantener contacto con la realidad que intenta recrear.
A lo largo de la charla que Galería Bariloche mantuvo con el pintor, quedó en evidencia su natural capacidad para comunicar de manera clara sus ideas sobre el arte. Sin embargo, él mismo no se considera un intelectual, sino que se describió como una persona más "instintiva" que "metódica".

TRABAJO SIN RUTINA
"Yo admiro a muchos pintores (alguno extranjeros, otros argentinos) que son muy ordenados para trabajar, muy disciplinados. Es decir, se levantan a la mañana y ya saben lo que van a hacer. Todos los días, como gota de agua, y yo no puedo".
De esta manera Juan Lascano comenzó la entrevista admitiendo, no sin alguna culpa, que "nunca" tuvo una rutina laboral. Esta característica, sin embargo, colaboró para que su trabajo se desarrollara de forma más intensa.

"Envidio a esos pintores que tienen un método para trabajar. Yo soy muy de trabajar un día, otro día no. Soy un corredor de cien metros: es decir que yo trabajo de forma muy intensa por periodos cortos. No puedo trabajar ocho horas seguidas; un día de mucho trabajo para mí puede ser cuatro horas o cinco horas. En ese lapso por ahí te pinto un cuadro entero. Soy de distancias cortas y muy rápido. Pero no me pidas resistencia porque ahí me mataste".
Es que su vida no se limita a pintar-siendo ésta central en su vida-, porque tiene otra serie de actividades que lo mantienen bastante ocupado, como por ejemplo la junta vecinal Llao Llao, de la que es presidente. "No le echo la culpa a eso, antes de eso nunca tuve método, nunca tuve rutina laboral", aseguró.

Volviendo a la rapidez con la que termina sus obras, consideró que esto no es un mérito, sino una característica de su trabajo. "A mi me gusta mucho reflejar lo que estoy viendo, el momento que estoy viendo, con la luz de ese momento, y la única forma de reflejarlo es rápido. Porque acá todo cambia, se pone el sol se va, se nubla....el ángulo del sol cambia. Entonces, para cazar la idea del paisaje tenés que hacerlo rápido".
"Con la luz natural y registrando los cambios de la luz natural. Por ejemplo, si vos fueras experto en meteorología, por ahí en un cuadro mío podes advertir que el ángulo del sol no es el mismo en una punta del cuadro que en otro. Pasaron dos horas y el sol ya bajó. Pero son detalles que el espectador no lo nota, y ve una luz coherente. Por eso yo digo que mis cuadros se parecen más al cine que a la foto, porque es un comprimido de secuencias".

Quien haya tenido la oportunidad de ver sus cuadros, reconocerá una técnica eminentemente académica y clásica. Cuestión que hace difícil creer que en sus comienzos haya experimentado con muchas de las vanguardias artísticas del momento, como el cubismo, el surrealismo y la abstracción. Pero siempre volvió a lo que realmente le interesaba: la realidad. "Porque lo que a mí me fascina es lo que estoy viendo. Esa es mi verdadera naturaleza pictórica. Puedo inventar lo que quieras, porque tengo mucha imaginación y mucha facilidad técnica. De hecho, de chico me divertía inventando historias y personajes insólitos, pero actualmente no me interesa. Me interesa agarrar un momento, una persona, la luz, la piel, un árbol. La realidad visual. Me fascina lo que veo: texturas, volúmenes.."

hgjuanlascanofabianfigueroa 2013 GB: ¿Cómo fue la primera experiencia con las vanguardias?
JL: Eso fue circunstancial, porque pensá que yo empecé a pintar muy chico, y cuando empecé a pintar con óleo, que tendría doce o quince años, estaba en plena expansión la abstracción. Entonces yo era como una rara avis "¡Qué está haciendo este pibe haciendo esto!" No te diría que no me afectó, porque sería mentirte, te afecta. Cuando vos sos un chico joven y te dicen: "Che, dejá de hacer esta porquería", te afecta. Pero evidentemente mi combinación vasco-polaca, que considero la más cabeza dura del mundo, me ayudó y seguí. Y en el fondo yo pienso que el artista tiene que preguntarse qué es lo quiere hacer. Se mira ante el espejo y se pregunta: "¿Qué es lo que vos querés hacer?", y hacer eso. Lo que digan los demás no tiene mucho peso.

GB: Te llevó un tiempo aprender eso...
JL: Digamos que seguí mis instintos, o sea siempre he sido una persona bastante más instintiva delo que parezco. Yo sé que tengo una imagen seria, racional y estable, pero soy bastante más instintivo. Siempre consulto con mis instintos.

VISIÓN DEL ARTE
Lascano tiene una capacidad especial para comunicar sus ideas acerca del arte. Pero no es un intelectual, él mismo no se considera tal. Razón por la cual cuando se le preguntó si- pasado el tiempo y la experiencia- puede definir qué es el arte, respondió: "No estamos usando la herramienta correcta. Es decir, definir habla de concepto, de lenguaje, de razón, y esas no son las herramientas del arte. El arte es percepción, como quieras verla (auditiva, sensorial, táctil). En una palabra, hay un impulso, un estímulo, que parte de algo (del árbol, de la luz, en el caso de un músico será un sonido), ahí parte un estímulo, y hay un ser, presuntamente humanos, que es el artista que recibe ese estímulo. Ese es el acto de la percepción. Ahí está el arte para mí. Después, en forma lenta, aburrida y estructurada, viene la razón a analizar las cosas, a disecar, a definir, a poner etiquetas, pero después. Lo que a mí me interesa es esa percepción inicial, y yo pienso que ahí está el mundo del arte. Por eso el proceso racional, para tratar de definir esta situación es como usar una herramienta que no va, es como operar a alguien de cataratas con una motosierra. O sea que es muy difícil conceptualmente darse cuenta en qué consiste el arte, porque siempre te queda algo en el tintero. Te diría que el arte se define por sí mismo, por su obra".

GB: Hace muchos años que se habla de la muerte de la pintura, y vos sos alguien que con su obra lo desmiente. No caíste en las tendencias del arte conceptual.
JL: Yo pienso que el arte es uno de los campos donde el hombre es totalmente libre. Más en esta época, en otras no era así. Y tenemos que agradecer la libertad que tienen los artistas. En arte hoy podés hacer exactamente lo que se te cante, lo que quieras. O sea que no es que he caído o me he levantado de lo conceptual o figurativo, simplemente esto que hago es lo que me nace hacer. No ha sido una elección difícil, esto es lo que siempre he querido hacer. Los experimentos que hecho-el surrealismo, el cubismo- fueron experimentos cortos, porque la verdad es que me aburrieron.

GB: ¿Te parece una elección valida el arte conceptual, cuando se pierde lo que es el oficio?
JL: Es que hay muchos oficios. Se pierde el oficio manual, pero también hay un oficio mental. No soy amigo del arte conceptual, precisamente por su propia definición, porque son conceptos. El arte para mí es algo que va más a lo sensorial que a lo conceptual. En el momento en que vos mezclás el proceso racional o conceptual con lo que yo llamo arte-que no es una decisión universal, es propia- para mi ahí estás como embarrando la cancha. El arte conceptual a veces me hace gracia, me divierte, me hace pensar, pero le falta esa calidad sensorial que tiene buen concierto, un poema... Va más a lo intelectual, el arte conceptual es intelectual, básicamente. Y yo pienso que el arte, lo que yo llamo arte, es más bien sensitivo, sensorial, intuitivo... En fin, ese campo difuso que hasta ahora no he podido definir.
hgjuanlascanofabianfigueroa 2013 4
QUIERO QUE LA GENTE SE OLVIDE DE MI
Es inevitable que a la hora de hablar de algún pintor famoso, las anécdotas de su vida se mezclen entre las apreciaciones de la obra y logren captar mayor atención del público. En este sentido, Lascano dijo que es algo inevitable, porque "el arte es la vida del artista".
"Ahora, si vos me estás hablando de las anécdotas, ahí hay dos cosas: la vida está inextricablemente mezclada con el arte, con todo. Si vos sos mecánico, tu vida está mezclada con eso, pero la explotación de la anécdota personal, el show de la vida del artista, eso sí hoy día es algo muy mediático, muy en el candelero y, para mí, muy sobreactuado. Es más, algunos artistas hacen de eso el corazón de su arte, como por ejemplo, caso paradigmático, Andy Warhol. Andy Warhol era la obra de arte, no lo que él hacía".

Lascano asegura que lo que más le gustaría es que la gente se olvide de él, y que quien se pare frente a un cuadro suyo obtenga algo. "Para mí lo importante de un artista es la obra. Cuando ves la obra de un artista anónimo, ¿cómo hacés para juzgarlo? Lo que importa es la obra, no sabés de quien era y sin embargo, la obra te llega de alguna manera".
Tampoco es que quiera evitar esta invasión de la anécdota sobre la obra, simplemente porque es algo "imposible". "Además es algo que siempre importó. Lo que pasa es que hoy en día tiene una difusión y un poderío, y en el fondo, para la gente, en vez de pararse media hora frente a un cuadro es mucho más divertido que le cuenten anécdotas de un pintor".

Alguna vez, Lascano, consultado al respecto, llegó a afirmar-citando al escritor Tom Wolff- que el 90 por ciento del arte contemporáneo es literatura. "Hay mucha gente que hoy en día va a un museo y quiere que le expliquen qué es lo que está viendo. O sea quiere que le den un manual literario de lo que está viendo, porque de otra forma no lo entiende o no le interesa. Eso para mí es un disparate. El espectador tiene que enfrentarse con la obra, sea cual sea, y ver qué pasa, sin instrucciones previas".

BREVE EXPERIENCIA DOCENTE
Juan Lascano se considera un autodidacta, porque estuvo muchos años visitando talleres para encontrar un maestro y nunca dio con uno. Conoció la pintura desde el oficio: el aprender haciendo. Sin embargo, su natural capacidad comunicativa lo convirtió por un tiempo muy breve en maestro
hgjuanlascanofabianfigueroa2013 1
.
Ocurrió de manera fortuita en el año 2000 con motivo de una mega exposición en el Palai de Glace, en Buenos Aires. Concurrieron alrededor de 75 mil personas, que querían conocerlo -incluso le hicieron firmar autógrafos, recuerda, todavía sorprendido- y muchos de ellos además querían que les diera clases. Entonces junto a su mujer y su marchante, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, crearon una serie de seminarios que tuvieron mucho éxito en su momento.
"Me dejaron destruido, porque cuando no tenés práctica en la docencia, te entregás tanto que terminás destruido. Calculo que si tuviera alumnos más asiduamente, dosificaría mejor el tema. Me metí como me meto en los cuadros, de lleno, con cada uno. Pero fue una experiencia muy agradable".
En la actualidad no da clases, pero tiene la generosidad suficiente como para atender a las preguntas de las personas interesadas en el oficio. Por eso no tiene alumnos, sino –como él dice-"asesorados" o "becados", que son amigos que se acercan a él y le muestran pinturas.
 
 
Visto 6147 veces Modificado por última vez en Lunes, 10 Marzo 2014 20:09
Galería Bariloche es el primer portal cultural de la Patagonia. Desde el año 2000 trabajamos para ofrecerte un servicio de calidad e integral de difusión digital del ámbito artístico y cultural de toda nuestra región. En nuestras ediciones encontrarás toda la agenda de eventos y espectáculos, un completo catálogo de insumos y productos culturales, una guía de lugares para conocer, y notas con toda la información y noticias del sector. Te invitamos a que te sumes a la comunidad de Galería Bariloche, adhiriéndote gratis a nuestro newsletter de los jueves en nuestra web, nos sigas por facebook.com/galeriabrc, o en twitter @Gbariloche. No te quedes en casa, disfrutá de lo mejor de la cultura patagónica.
 
Editora responsable: María Soledad Anselmi
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
facebook: /galeriabrc
twitter: @Gbariloche
Galeria Bariloche derechos reservados Webmaster