¿Es el folclore un baile inclusivo?

¿Es el folclore un baile inclusivo?


“Se dice que el folclore es popular, hoy el desafío es preguntarnos si realmente es para todos”, de esta manera Lorena Leive, una de las coordinadoras de las clases de folclore para personas con ceguera o disminución visual que se brindan en Radio Nacional Bariloche, nos introduce a este debate, aunque no sólo se queda en la reflexión sino que pone en acción su firme convicción de convertir al folclore en una expresión artística inclusiva. Fotos: gentileza Lorena Leive


Todos los martes de 16.30 a 18.30 h en el Auditorio de Radio Nacional Bariloche resuenan gatos, zambas y chacareras, y a sus compases se suman los bailarines (videntes y no videntes) que comienzan a enlazar los movimientos que dan forma a una de las expresiones más hermosas de nuestro país: nuestras danzas populares folclóricas.
El grupo está coordinado por Lucio Ovejero, docente de folclore y Lorena Leive, terapista ocupacional, quienes unieron sus inquietudes profesionales y su pasión por el baile y la música popular, para dar rienda suelta a su deseo de convertir al folclore en una expresión artística inclusiva.


La invitación a participar del taller no solo se limita a personas que tengan algún grado de discapacidad visual, sino que cada semana convocan a algunos bailarines sin dificultades visuales, uniendo así a personas que buscan "disfrutar de la música, bailar con el alma, y compartir un buen mate o charla con gente que ama el folclore”. Además aclaran “no necesitas tener conocimientos previos de danza”.
La modalidad de trabajo se centra en los primeros tres meses, cuando los concurrentes aprenden los pasos básicos. A partir del cuarto mes, se comienza a mezclar el grupo para que en ese juego de cruces, cada uno usando los sentidos que tiene más potenciado, transmita al otro la forma de comunicarse y entenderse en el baile.


“Lo que queremos lograr con esta actividad es que la danza folclórica se convierta en un lenguaje común, que permita a cualquier persona acceder a ambientes sociales, que hasta ahora están vedados por prejuicios que no son tales. Para ir a una peña, a una guitarreada o donde la persona quiera, lo que se necesita es que las dos partes (videntes y no videntes en este caso) sepan explicarse mutuamente qué deben hacer para poder bailar juntos. Para la persona con ceguera o disminución visual implica lo mismo que por ejemplo, utilizar el bastón para movilizarse, o sea, aprender una técnica adaptada a sus necesidades y además saber explicar al otro que goza de ese sentido, qué tiene que hacer para ayudarlo a cruzar la calle. Forma parte de las estrategias que usa una persona que tiene el derecho y la habilidad para desarrollar una rutina “cotidiana” con sus limitaciones y diferencias”, relató Lorena durante la charla mantenida con Galería Bariloche.folocore12.jpg


Otro de los puntos que recalcó la docente es la mirada que actualmente se intenta cambiar desde los diversos actores que trabajan con personas con discapacidad, a fin de no limitar la realización de actividades recreativas a los espacios únicamente de  rehabilitación, sino que se promueve una apertura hacia la comunidad. Esto con el objetivo de que no queden encerradas en estos lugares las relaciones sociales que terminan siendo con otros pares con la misma discapacidad. “El folclore sería como una excusa para que ese sujeto de derecho se incluya en la comunidad y es la propia comunidad la que también debe trabajar para poder adaptarse a compartir la vida cotidiana con lo diferente”, destacó Lorena.


“Muchas veces se escucha decir que las personas con discapacidad deben “circular” por la ciudad y deben integrarse a ella. Para esto, los profesionales de la salud y docentes de actividades culturales tenemos que poder crear estrategias fuera de los lugares de rehabilitación….es lo que diríamos desde una mirada de acción comunitaria, salir de nuestro lugar de trabajo en donde estamos acostumbrados y cómodos, para realmente crear un mundo accesible, con actividades que dignifiquen a las personas en todo sentido”, concluyó esta joven profesional, y agregó “hoy el gran desafío de la inclusión le tocó al folclore…debemos ser capaces de crear un lenguaje a través de la danza, donde todos podamos bailar, donde todos podamos ir a una peña y ya no tengamos que hacernos preguntas como…la peña ¿se hace en un lugar accesible (en cuanto a la entrada, al baño) donde puede acceder una persona en silla de ruedas?…si va alguien con ceguera,¿hay gente en la peña dispuesta a sacarla a bailar? Se dice que el folclore es popular, hoy el desafío es preguntarnos si es realmente para todos.”

Visto 1173 veces Modificado por última vez en Jueves, 31 Julio 2014 00:06
Galería Bariloche es el primer portal cultural de la Patagonia. Desde el año 2000 trabajamos para ofrecerte un servicio de calidad e integral de difusión digital del ámbito artístico y cultural de toda nuestra región. En nuestras ediciones encontrarás toda la agenda de eventos y espectáculos, un completo catálogo de insumos y productos culturales, una guía de lugares para conocer, y notas con toda la información y noticias del sector. Te invitamos a que te sumes a la comunidad de Galería Bariloche, adhiriéndote gratis a nuestro newsletter de los jueves en nuestra web, nos sigas por facebook.com/galeriabrc, o en twitter @Gbariloche. No te quedes en casa, disfrutá de lo mejor de la cultura patagónica.
 
Editora responsable: María Soledad Anselmi
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
facebook: /galeriabrc
twitter: @Gbariloche
Galeria Bariloche derechos reservados Webmaster